Alumnos del IES Santa Cruz de Castañeda, participan en una plantació en la Montaña Oriental

El pasado 14 de abril, Fundación Naturaleza y Hombre pudo contar con la presencia de los alumnos del IES Santa Cruz, en Castañeda, que participaron en la actividad “Naturaleza y Hombre en la Montaña Pasiega”.

 Los 18 voluntarios, cuyas edades rondaban entre los 15 y los 17 años, llegaron en autobús hasta el Fluviarium de Liérganes, punto de encuentro establecido. Vinieron acompañados de Ignacio, su profesor de matemáticas y percusor de la actividad.

Una vez estuvimos todos en el autobús y con los aperos cargados, nos dirigimos hacia San Roque de Riomiera. Fuimos dejando atrás distintos pueblos: Rubalcaba, Mirones, Linto con su famosa falla, y finalmente llegamos al término municipal de San Roque de Riomiera. Continuamos por la carretera, acercándonos a la cabecera del valle y, algunos kilómetros después de pasar La Concha, detuvimos el autobús para acercarnos a las fincas.

Comenzamos el ascenso y al poco rato hicimos una primera parada. Ésta sirvió, no sólo para recuperar el aliento, sino también para mostrar a los participantes la finca de “El Cabañal”, finca que fue repoblada en 2002 y cuyos árboles presentan un muy buen estado de salud en la actualidad. De esta manera se pretendía mostrar a los alumnos cómo podría ser el futuro de la repoblación que llevaría a cabo a lo largo de la mañana. Se les explicó además, el sistema de custodia del territorio que la Fundación lleva a cabo desde hace muchos años tanto en la Montaña Oriental como en el Anillo Verde de la Bahía de Santander.

Continuamos con el ascenso hasta la finca de “El Recuesto”, allí cogimos las bandejas con la planta forestal, y subimos por la ladera de bastante pendiente, de ahí el nombre de la finca, hasta llegar a la zona desbrozada y lista para la plantación del arbolado autóctono.

Los chicos y chicas se dispusieron en grupos de dos o tres y, tras recibir unas instrucciones sobre la correcta manera de plantar los ejemplares, comenzaron a cavar hoyos con ayuda de las azadas de la pala. La repoblación fue un éxito y plantaron 90 hayas y abedules aproximadamente.

A continuación bajamos de nuevo hacia la cabaña donde, tras el almuerzo, entramos en la cabaña para ver su distribución y los aperos que utilizan. Además tuvimos la ocasión de ver a las vacas rojas pasiegas que la Fundación a comprado y gestiona como parte del Proyecto Piloto. Se les explicó “la muda” que llevan a cabo los pasiegos y les pareció muy interesante comprobar que, aún hoy en día, había gente que llevaba ese modo de vida.

Terminada la actividad, descendimos hasta la carretera para tomar el autobús de vuelta al instituto. La actividad fue muy interesante y la repoblación un éxito.

¡Espero veros pronto de nuevo a todos!

Cons*

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s