“El agua es vida: los peces de nuestros ríos”

La semana del 3 al 9 de mayo se ha querido dedicar en exclusiva a los ríos, y en concreto al río Miera. Ya comenzamos con el ciclo de actividades de los ríos en los meses de marzo y abril, con “Adopción del río por los centros escolares”, ahora hemos ido un paso más allá y hemos querido implicar un poco más a la población adulta. Para ello hemos organizado una serie de talleres y conferencias en torno al río Miera.

El miércoles 5 de mayo, a las 20.00h, un buen grupo de personas nos reunimos en el Fluviarium de Liérganes. La mayoría de los asistentes eran conocidos del propio pueblo que acudía para saber cuál era el estado actual del río Miera y de las truchas que tantas veces habían visto de jóvenes. Yo fui la encargada de inaugurar las jornadas y de presentar a José Carlos, presidente de la Sociedad de Pesca Conservacionista Fario. Además del presidente, se encontraban allí el vicepresidente y algunos miembros, como Siro Manuel, nuestra persona de contacto y la que ha movilizado a gran parte del público asistente.

La conferencia comenzó con una breve introducción sobre el problema actual de los ríos en general y la consiguiente amenaza sobre las poblaciones de peces, en concreto sobre la de trucha. Además explicó como la pesca ilegal de truchas no está tan mal vista como otras prácticas, aún cuando las truchas de los ríos son de todos, y no podemos permitir que se esquilmen con total impunidad y hasta con cierto consentimiento por nuestra parte. Así mismo hizo referencia a una repoblación realizada en el río Pisueña, donde tras varios años liberando alevines de trucha se ha llegado a recuperar la población de la misma hasta llegar a unos niveles estables como los que muestra hoy día. De esta manera, se reflejaba un caso en el que las sucesivas repoblaciones, año tras año, habían tenido un gran éxito.

Terminada la presentación, se pasó a la proyección del vídeo que habían elaborado desde la Sociedad de Pesca. La grabación comenzaba con unas imágenes sobre el desove natural de los salmones, cómo comienzan haciendo la cama y, una vez depositan los huevos, cómo acuden los machos para fecundarlos. De fondo se escuchaba la banda sonora, y mientras se sucedían las imágenes, José Carlos iba explicando, paso a paso, lo que acontecía en el vídeo.

Más adelante la proyección se centró en los pasos seguidos para la reproducción asistida de las truchas. En un primer lugar se capturan las truchas en el mismo río en el que se soltarán después y se llevan en unos contenedores hasta unas balsas. Allí se espera a que maduren y una vez las hembras tienen los huevos ya formados, se sacan con mucho cuidado, presionándole la zona baja y teniendo especial precaución de no mojarlos. En el agua, desde el momento en el que son liberados los huevos, sólo se dispone de 40 segundos para fecundarlos, si pasa más tiempo los huevos dejan de ser fértiles y se “cierran”. Por ello, y como se realiza fuera del agua, se debía prestar especial cuidado para no mojarlos. A continuación se echa el esperma de distintos machos para asegurar la fecundación de todos los huevos y se pasan de nuevo a unas balsas. Pasado un tiempo, los huevos eclosionan, pero no pueden nadar debido a una bolsa de alimento que llevan pegada al cuerpo nada más nacer. Una vez se han desprendido de la bolsa, los alevines están listos para su suelta y se llevan al mismo río de donde fueron recogidos los progenitores y se liberan.

La proyección fue muy interesante y hubo algunas preguntas sobre el tema. A los participantes se les dio una bolsa de tela ecológica para fomentar el uso de este tipo de bolsas frente a las bolsas de plástico, fuente de contaminación de muchos de nuestros ríos. Además se les obsequió con un cuaderno sobre los ríos de la Montaña Oriental, con diversas actividades y una parte dedicada a un Bloc de Notas.

El jueves 6 de mayo, la actividad contó con la participación de los alumnos del segundo ciclo de primaria del CEIP Eugenio Perojo así como con la de muchos de los asistentes a la jornada anterior. A las 10 de la mañana estaban todos listos y dispuestos para entrar en el Fluviarium. Los 62 alumnos fueron divididos en dos grupos, y mientras uno ocupaba la sala de conferencias en la que era proyectado el mismo vídeo del día anterior, los otros estaban fuera realizando un juego relacionado con el río.

El juego consistía en repartir a cada niño una hoja con un trozo de río dibujado y una parcela al lado; se les explicaba que esa parcela la habían heredado y que podían hacer en ella todo cuanto quisieran. Así decidieron construir mansiones, fábricas de golosinas, campos de futbol, pistas de patinaje, boleras, pistas de balonmano y baloncesto, centros para la recuperación de los peces, museos, zoológicos, parques naturales, granjas y demás. Un sin fin de ideas, todas ellas muy clarificadoras. A continuación se les entregó una cantidad de objetos en función de la cantidad de residuos generados con sus construcciones imaginarias. Así, el que quería construir un parque natural tenía muchos menos objetos que el que quería contruir una piscina, un campo de futbol y una mansión. A continuación se les pidió que miraran en la esquina de sus hojas y comprobaran el número; debían colocarse por parejas, unos en frente de otros y, en fila empezando por la pareja de unos y terminando por la de los dos dieciséis. Así los residuos (objetos) debían pasarlos “río abajo”, los del número 1, el nacimiento del río, al 2, luego al 3 y así sucesivamente hasta llegar a la desembocadura, el 16. En este punto, los dos últimos de la fila estaban llenos de objetos, tantos que no los podían ni sostener.

Terminado el juego, se hizo una pequeña reflexión sobre la importancia de no tirar residuos en los ríos y los problemas asociados a la contaminación de los mismos. A continuación, se les repartieron bolsas de tela, cuadernos, camisetas y pegatinas a todos ellos y se les invitó al Fluviarium para realizar una pequeña visita guiada por Paco Barroso. La misma actuación se repitió con el otro grupo.

Finalizada la primera parte, nos dirigimos al río Miera y allí nos dieron los cubos con agua y los alevines, entre los mayores y los más pequeños, fueron soltando los alevines en el agua. Se decidieron dos puntos para la liberación, uno cercano al puente de la estación y otro aguas arriba del puente romano.

La actividad fue un éxito y los niños disfrutaron especialmente con la liberación de los alevines.

La semana concluirá con una actividad el sábado 8 de mayo a las 18.30h en el Fluviarium de Liérganes en la que se volverá a proyectar el vídeo de la Sociedad de Pesca conservacionista Fario y además se realizará una proyección de PowerPoint y un paseo por el río Miera.

Espero veros a todos allí.

Un abrazo y hasta pronto,

 Cons*

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s