La gran labor de la pareja de mastines en las Fincas de FNYH y el Miera

Cuando en otoño de 2010, el rebaño de oveja lacha que pacía en las fincas de breniza en la Vega de Pas, pertenecientes a la Red de Fincas del Alto Pas-Miera de FNYH, fue atacado en tres ocasiones por cánidos, se produjeron veinte bajas y unos cuantos abortos. La sucesión de los ataques, la impasividad de las autoridades y la imposibilidad de localizar al perro o perros responsables del ataque, nos llevó a tomar la determinación de tomar medidas.
En este caso, fueron dos, en primer lugar se hizo un redil protegido exteriormente con pastor eléctrico, donde se guardaba a las ovejas durante la noche, y en segundo lugar como solución a medio plazo se decidió acoger en el rebaño una pareja de mastines, que llegaron de cachorros durante ese invierno. Estos mastines, Gol y Petra, se adaptaron muy bien a su vida con el rebaño, al que han protegido durante los 5 meses pasados en las brenizas, sin detectar un solo ataque, ni pérdidas de ganado.
Además, en la primavera de 2012, hemos tenido nuestra primera camada de mastines, que han sido repartidos entre ganaderos vecinos del Miera, del Pas y de Soba, de forma que ahora hay cinco mastines más guardando el ganado y otros tantos ganaderos interesados en conseguir algún cachorro en próximas camadas.
Desde FNYH, consideramos esta experiencia un éxito para nuestro rebaño y otros del valle, que nos permite estar preparados frente a los depredadores silvestres y domésticos, así como colaborar en la conservación del perro mastín.

Anuncios