Un coto portugués cede su gestión a la FNYH

Firma del acuerdo entre el presidente de la FNYH Carlos Sánchez y Antonio Manuel Casador, presidente de la Sociedad de Caza portuguesa de Nave de Haver.

Firma del acuerdo entre el presidente de la FNYH Carlos Sánchez y Antonio Manuel Casador, presidente de la Sociedad de Caza portuguesa de Nave de Haver.

Una zona de reserva integral sin caza, de 770 Ha, ha sido creada entre España y Portugal tras un acuerdo firmado por Antonio Manuel Casador, presidente de la Sociedad de Caza portuguesa de Nave de Haver y Carlos Sánchez, presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre, con sede en Santander y Salamanca. La iniciativa se enmarca en el desarrollo del Proyecto LIFE+Naturaleza (LIFE 12 NAT/ES/000595) “Club de Fincas del Oeste Ibérico” financiado por la Unión Europea, que lidera la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH).

El modelo de gestión que desde 2008 realiza la FNYH en 520 hectáreas de territorio, adquirido para crear la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, en Salamanca, se ha ampliado a las 4.500 Ha colindantes, tras el acuerdo con el Coto de Caza de Nave de Haver, en Portugal, de las que 250 Ha serán gestionadas como reserva integral sin caza por acuerdo tomado entre los cazadores y los ecologistas.

Las mejoras ambientales que la FNYH realiza desde hace años en las 520 Ha de Campanarios de Azaba, en el municipio de La Alamedilla, Salamanca, tienen ahora continuación en las tierras portuguesas de la Freguesía de Nave de Haver, al otro lado de la Raya hispano–portuguesa, rompiendo la barrera fronteriza, histórica y cultural. El ecoturismo complementará la oferta cultural que ya realiza la localidad portuguesa de Almeida, a cuyo distrito comarcal pertenece el municipio de Nave de Haver.

El acuerdo vincula ambas partes, de modo que la conservación y la explotación racional de los recursos permita a las generaciones futuras continuar tanto con la caza como con el uso sostenible del territorio. Entre las acciones previstas, están los itinerarios para naturalistas; acciones de conservación del patrimonio etnográfico y natural; actividades educativas con colegios y voluntarios; restauración y creación de charcas; siembras de cereal y majanos para fomentar el conejo de monte y la perdiz roja; sueltas de especies cinegéticas; creación de refugios para consolidar dormideros de paloma torcaz; recuperación del corzo y utilización de herbívoros asilvestrados para evitar la matorralización de los montes.

El convenio impulsa tanto la fauna amenazada como la cinegética y sirve de acción piloto y demostrativa al proyecto “Oeste Ibérico”, promovido por la FNYH para que dos millones de hectáreas de alto valor ecológico a ambos lados de la frontera hispano–lusa estrechen vínculos y avancen en una gestión ambiental y de turismo de la naturaleza coordinada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s