Encuentros intensos en Campanarios de Azaba

En la frontera entre Salamanca y Portugal, en una Reserva conocida como Campanarios de Azaba, algunas de las especies más emblemáticas de la fauna mediterránea, como la cigüeña negra o el buitre negro, pasan el día sin ver a ningún ser humano.

Pero estos días, la Reserva gestionada por FNYH ha sido punto de encuentro y celebraciones. El viernes, los socios del proyecto LIFE Club de Fincas tuvieron su encuentro anual, un día especial que puso de manifiesto el creciente éxito de este Club que ya agrupa 18 Fincas de Salamanca, Cáceres y Portugal. Todo ello suma 9700 hectáreas gestionadas mediante la custodia del territorio, una fórmula en la que propietarios con ánimo de mejorar su entorno y FNYH colaboran para conservar los valores naturales de este hotspot (punto caliente) de biodiversidad que es el Oeste Ibérico.

Lorena, nuestra Educadora Ambiental, desveló el sábado por la mañana los encantos de la Reserva con una visita guiada para un grupo venido desde Álava, mientras FNYH hablaba de naturaleza y turismo sostenible en la Feria Eco-Raya 2016, celebrada el 10 y 11 de noviembre en el Recinto Ferial de Salamanca.

Completando este gran fin de semana, los naturalistas de la Asociación de Amigos de Ciudad Rodrigo vinieron a pasar la tarde a Campanarios de Azaba. Resultó un encuentro muy familiar en el que dimos un paseo y quedamos fascinados con Chele Martínez y Roberto Sánchez, que nos hablaron de jaguares en Sudamérica y leones en África respectivamente. Para terminar, nada mejor que un vino español con el que brindamos por que Campanarios y todo su entorno sigan llenos de vida.

Vecinos de Fuentes de Oñoro visitaron la Reserva biológica Campanarios de Azaba con FNYH

A pesar de las inclemencias meteorológicas, vecinos del municipio salmantino de Fuentes de Oñoro se animaron a visitar la Reserva Biológica Campanarios de Azaba (Espeja) el pasado día 21 para realizar un recorrido guiado. Los visitantes pudieron aprender con el proyecto LIFE Club de Fincas sobre la biodiversidad que se puede encontrar en el Oeste Ibérico.

A lo largo de la ruta, de aproximadamente dos horas y media, se realizaron paradas para que los monitores de Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH), coordinadora del proyecto, destacaran lo más relevante de la Reserva Biológica. Además, los carteles interpretativos que se pueden encontrar junto al sendero ayudaron a los excursionistas a conocer mejor la fauna, flora y geología de esta finca. También tuvieron la suerte de ver un gran número de buitres apoyados en los árboles próximos al muladar que hay en la  finca.

La Reserva Biológica Campanarios de Azaba, como ejemplo clásico y modelo típico de dehesa conformada principalmente con árboles del género Quercus sp., mantiene unos altos niveles de biodiversidad como se ha podido comprobar a lo largo de los últimos años de actividad de FNYH. Posee un rico abanico de especies animales y vegetales propias de los ecosistemas mediterráneos, lo que la hace muy valiosa para su conservación y estudio. Fuentes de Oñoro es uno de los municipios que entra en el área de acción del proyecto LIFE Club de Fincas.

El proyecto LIFE “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico” está coordinado por FNYH, y cuenta con la asociación conservacionista portuguesa ATN (Associação Transumância e Natureza) y con la Universidad de Salamanca como beneficiarios asociados. El proyecto cuenta con el apoyo económico de la Comisión Europea a través del instrumento financiero LIFE.

Esta tarde, visita guiada por Campanarios de Azaba

Esta tarde, desde el municipio de Fuentes de Oñoro (Salamanca),  se organiza en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba una visita guiada gratuita para conocer las diferentes acciones del Proyecto Life Club de Fincas. El punto de encuentro será a las 17.00h en la Estación Biológica de la Reserva.

La Reserva Biológica Campanarios de Azaba, ubicada en Espeja (Salamanca) y propiedad de Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH), está incluida en el proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico, del que FNYH es coordinadora principal. El proyecto cuenta con la Associaçao Transumância e Natureza (ATN) y la Universidad de Salamanca como beneficiarios asociados.

Para el paseo de hoy, con el que podréis conocer la biodiversidad del ecosistema mediterráneo, es fundamental traer calzado cómodo y ropa para la lluvia, además de venir con ganas de aprender y pasar un buen rato. Para más información, contactar en el 923481401 o por email a educacioncampanarios@fnyh.org.

¡Os esperamos!

Organizaciones de Holanda y Francia visitaron Campanarios de Azaba

La asociación holandesa “It Fryske Gea” realizó el martes pasado una visita guiada por la Reserva Biológica Campanarios de Azaba. El grupo francés “Conservatoire du littoral” conoció durante el fin de semana los muladares gestionados por FNYH en Cáceres y Salamanca.

Carlos Sánchez, Presidente de Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH), mostró a los miembros de It Fryske Gea durante el pasado día 11 la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, ubicada en el término municipal de Espeja (Salamanca) y gestionada por FNYH.

A lo largo de la jornada, los visitantes holandeses pudieron comprobar de primera mano las diferentes acciones que se llevan en la Reserva, como la creación de cercones de conejo, el cerramiento de charcas para evitar la entrada de ganado o el muladar. Todas estas acciones forman parte del proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico, del que FNYH es coordinadora principal.

La asociación de Países Bajos fue creada para la conservación de la naturaleza en la región de Frisia. Su objetivo es la protección y desarrollo de la naturaleza, el paisaje y el patrimonio cultural de esa zona. La asociación gestiona en la actualidad más de cincuenta reservas naturales con una superficie total de 20.000 hectáreas.

Por su parte, la visita del “Conservatoire du littoral” tuvo como objetivo conocer la red de muladares  implantada en España, especialmente los gestionados por FNYH en Cáceres y Salamanca. Esta asociación, dedicada a la conservación del litoral francés, gestiona además zonas de montaña con alto valor ecológico en el país vecino.

El 14 de octubre los representantes franceses visitaron el centro de FNYH en Villarreal de San Carlos, ubicado en el Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres). Allí se analizó la legislación autonómica y nacional relativa a los muladares, puntos de alimentación suplementaria para las aves necrófagas. Tras esta charla, se acudió a la finca La Parrilla para ver in situ las características constructivas y técnicas del muladar.

Posteriormente, viajaron a la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, donde se explicaron los aspectos más técnicos, como el protocolo de gestión y normas de actuación para la alimentación de aves necrófagas en muladares.

En la jornada del sábado, los miembros del “Conservatoire du littoral” conocieron con detalle el muladar de Campanarios de Azaba, estudiando las normas de seguridad y cómo ha de repartirse el alimento sobre el terreno. La visita finalizó con un paseo por la Reserva, con el que se pudieron observar el resto de las acciones del proyecto.

La instalación de estos puntos suplementarios también forma parte de las acciones llevadas a cabo por el proyecto Life “Club de Fincas por la conservación del Oeste Ibérico”. FNYH es coordinadora principal de este proyecto, junto a la Associaçao Transhumância e Naturaleza (ATN) y la Universidad de Salamanca como beneficiarios asociados.

Un coto portugués cede su gestión a la FNYH

Firma del acuerdo entre el presidente de la FNYH Carlos Sánchez y Antonio Manuel Casador, presidente de la Sociedad de Caza portuguesa de Nave de Haver.

Firma del acuerdo entre el presidente de la FNYH Carlos Sánchez y Antonio Manuel Casador, presidente de la Sociedad de Caza portuguesa de Nave de Haver.

Una zona de reserva integral sin caza, de 770 Ha, ha sido creada entre España y Portugal tras un acuerdo firmado por Antonio Manuel Casador, presidente de la Sociedad de Caza portuguesa de Nave de Haver y Carlos Sánchez, presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre, con sede en Santander y Salamanca. La iniciativa se enmarca en el desarrollo del Proyecto LIFE+Naturaleza (LIFE 12 NAT/ES/000595) “Club de Fincas del Oeste Ibérico” financiado por la Unión Europea, que lidera la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH).

El modelo de gestión que desde 2008 realiza la FNYH en 520 hectáreas de territorio, adquirido para crear la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, en Salamanca, se ha ampliado a las 4.500 Ha colindantes, tras el acuerdo con el Coto de Caza de Nave de Haver, en Portugal, de las que 250 Ha serán gestionadas como reserva integral sin caza por acuerdo tomado entre los cazadores y los ecologistas.

Las mejoras ambientales que la FNYH realiza desde hace años en las 520 Ha de Campanarios de Azaba, en el municipio de La Alamedilla, Salamanca, tienen ahora continuación en las tierras portuguesas de la Freguesía de Nave de Haver, al otro lado de la Raya hispano–portuguesa, rompiendo la barrera fronteriza, histórica y cultural. El ecoturismo complementará la oferta cultural que ya realiza la localidad portuguesa de Almeida, a cuyo distrito comarcal pertenece el municipio de Nave de Haver.

El acuerdo vincula ambas partes, de modo que la conservación y la explotación racional de los recursos permita a las generaciones futuras continuar tanto con la caza como con el uso sostenible del territorio. Entre las acciones previstas, están los itinerarios para naturalistas; acciones de conservación del patrimonio etnográfico y natural; actividades educativas con colegios y voluntarios; restauración y creación de charcas; siembras de cereal y majanos para fomentar el conejo de monte y la perdiz roja; sueltas de especies cinegéticas; creación de refugios para consolidar dormideros de paloma torcaz; recuperación del corzo y utilización de herbívoros asilvestrados para evitar la matorralización de los montes.

El convenio impulsa tanto la fauna amenazada como la cinegética y sirve de acción piloto y demostrativa al proyecto “Oeste Ibérico”, promovido por la FNYH para que dos millones de hectáreas de alto valor ecológico a ambos lados de la frontera hispano–lusa estrechen vínculos y avancen en una gestión ambiental y de turismo de la naturaleza coordinada.

La reserva Campanarios de Azaba de la FNYH y un coto cinegético portugués colindante unen la gestión de su territorio

Firma del acuerdo entre el presidente de la FNYH Carlos Sánchez y Antonio Manuel Casador, presidente de la Sociedad de Caza portuguesa de Nave de Haver.

Firma del acuerdo entre el presidente de la FNYH Carlos Sánchez y Antonio Manuel Casador, presidente de la Sociedad de Caza portuguesa de Nave de Haver.

24/10/2014 – La Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) añadirá a la gestión que hacía en 520 Ha de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, en Salamanca, la de 4.500 Ha de fincas vecinas colindantes al otro lado de la frontera de España con Portugal, en el desarrollo del Proyecto LIFE+Naturaleza (LIFE 12 NAT/ES/000595) “Oeste Ibérico” financiado por la Unión Europea.

La iniciativa fue firmada la semana pasada por Antonio Manuel Casador, presidente de la Sociedad de Caza portuguesa de Nave de Haver y Carlos Sanchez, presidente de la FNYH. El convenio impulsa tanto la fauna amenazada como la cinegética y sirve de modelo piloto al proyecto “Oeste Ibérico”, promovido por la FNYH para que los dos millones de hectáreas de alto valor ecológico a ambos lados de la frontera hispano–lusa estrechen vínculos y avancen en una gestión ambiental y de turismo de la naturaleza coordinada.

Las mejoras ambientales que la FNYH realiza desde hace años en 520 Ha de Campanarios de Azaba tendrán continuación en las tierras portuguesas del Coto de Caza de la Junta de Freguesía de Nave de Haver, al otro lado de la Raya hispano–portuguesa, rompiendo la barrera fronteriza, histórica y cultural. El ecoturismo y el desarrollo local complementará la oferta cultural que ya realiza la localidad portuguesa de Almeida.

Entre las acciones previstas, están las de establecer itinerarios para naturalistas; acciones de conservación del patrimonio etnográfico y natural; actividades educativas con colegios, voluntarios y de implicación social; restauración y creación de estanques temporales; siembras de cereal y majanos para fomentar el conejo de monte y la perdiz roja; sueltas de especies cinegéticas; creación de un refugio para consolidar un dormidero de paloma torcaz; recuperación del corzo y utilización de herbívoros para evitar la matorralizacion

El acuerdo vincula ambas partes durante un periodo de tiempo de 60 años, de modo que la conservación y la explotación racional de los recursos permita a las generaciones futuras continuar tanto con la caza como con el uso sostenible del territorio.

Mapa del territorio portugués, colindante con la reserva Campanarios de Azaba de la FNYH, en Salamanca, que se gestionará conjuntamente.

Mapa del territorio portugués, colindante con la reserva Campanarios de Azaba de la FNYH, en Salamanca, que se gestionará conjuntamente.

Gran abundancia de Insectos en Campanarios de Azaba, Salamanca, coincidiendo con la llegada del “buen tiempo”

logoFOTOyBIO

 

Campanarios de Azaba de Salamanca es la primera Reserva Entomológica de España, declarada por la Asociación Española de Entomología el 5 de septiembre de 2013.

Las mariposas, por su vistosidad, es el grupo preferido por los fotógrafos. En el programa de voluntariado con estudiantes universitarios de este verano se contempla un inventario de las mismas en Campanarios.

Más info en:

http://www.entomologica.es/index.php?d=38 

http://www.fnyh.org/noticias-fundacion-naturaleza-y-hombre/la-reserva-biologica-campanarios-de-azaba-primera-reserva-entomologica-de-espana.html

 

Stage for two months in the Campanarios de Azaba entomological reserve of Andrea, Italian guy coming through Skua Nature, an Italian company formed by ornithologists and nature photographers whose goal is to “help birdwatchers and photographers to observe or capture images of birds and nature throughout Europe, “for information on species of insects (especially butterflies), mammals and birds, for the purpose of providing information to the photographers who come to the reservation (which hides see, what species, what time is it possible or easier to see, etc..)