La excursión por el Alto Miera cierra una exitosa II Semana LIFE Miera

Después de dos días técnicos en los que los ponentes contaron y debatieron sobre los programas LIFE, interactuando también con el público presente en la sala del Ecomuseo Fluviarium de Liérganes, las actividades continuaron el sábado 10 de junio con una excursión de campo por el Alto Miera.

Primera parada y explicación de la ruta y actuciones del proyecto LIFE Miera

Primera parada y explicación de la ruta y actuciones del proyecto LIFE Miera

Los participantes tuvieron cita el sábado por la mañana delante del Fluviarium, donde les esperaba un autobús reservado por FNYH y que les acompañó hasta la población de San Roque de Riomiera en la cabecera del río Miera. Otros participantes optaron por acudir al punto de encuentro en coches particulares.

Antes de empezar el recorrido por las verdes montañas, los educadores ambientales explicaron con más detalles el proyecto LIFE Miera y las actuaciones llevadas a cabo para la recuperación de algunas especies de anfibios, tareas fundamentales para lograr el equilibrio de los ecosistemas de los ecosistemas fluviales de alta montaña.

cabaña FNYH_9364

Parada en una cabaña pasiega

En las diferentes paradas de la ruta, además de aprovechar momentos de descanso y beber un poco de agua en un día tan soleado y caluroso como nos acompañó, se visitaron cabañas pasiegas y se dieron explicaciones sobre la vida de campo tradicional que mantienen los habitantes de la montaña pasiega.

La excursión, organizada en el marco del proyecto LIFE Miera para la conservación de la biodiversidad en el río Miera, además de representar el evento que daba por concluida la II Semana LIFE Miera, tuvo también como fin, disfrutar de un recorrido para enseñar y ver de cerca las acciones de conservación tales como las charcas creadas por el proyecto donde la presencia de ranas y tritones garantizan su naturalización y el probable retorno de la nutria, una de las especies objetivo del proyecto.

 

Alguna de las charcas fueron realizadas previamente con la colaboración de los amigos voluntarios de FNYH; algunos nos acompañaron en la excursión, por lo que les hizo muchísima ilusión ver en vivo los resultados tan exitosos de sus trabajos medioambientales.

Otra parada fue en la turbera de Bernallán donde se comprobó su excelente recuperación después de las intervenciones técnicas coordinadas por el proyecto para su recuperación.

Panoramica_

panorámica donde se actúa

Así mismo se visitaron y realizó seguimiento de las reforestaciones realizadas en la cuenca alta del Miera para garantizar el estado ambiental saludable de los bosques en la cuenca fluvial desde su cabecera.

Es de destacar la implicación que algunos propietarios han desarrollado con el proyecto sumándose en acuerdos de custodia del territorio para hacer que la vegetación original consiga de nuevo envolver la cabecera del río.

 

En otra parada los amigos encontraron nuestros mastines, a los que los mismos participantes les habían elegido el nombre cuando llegaron al proyecto y que nos ayudan en el cuidado del ganado que mantiene las plantaciones forestales en buen estado de conservaicón. Así se encontraron con Haya y Serbal ya crecidos pero siempre unos perros muy jueguetones,

 

foto del grupo_9511

foto de grupo

Un descanso a mediado del camino para comer y reponer fuerzas para iniciar el regreso al punto de partida. La parada desde el mirador animó el regreso después de haber pasado una magnífica jornada de campo disfrutando entre naturaleza recuperada en el Alto Miera.

 

parada en el mirador_9529

Gracias a todos los participantes!!!! Con vosotros nuestro proyecto sigue con éxito

A continuación todas las fotos de la jornada. Puedes escribirnos un mail para recibirlas por correo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Mucha naturaleza reunida en la II Semana LIFE Miera

El pasado 7 de junio se celebró la primera jornada de la II Semana LIFE Miera, en el ecomuseo de Liérganes.

Santiago Rego, alcalde de Liérganes, Miguel Ángel Palacio, Director General de Medio Ambiente y Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, dieron la bienvenida a los participantes.

Diapositiva1

El alcalde, recordó que el proyecto LIFE Miera “trata de mejorar uno de los cauces más bonitos de Cantabria, que se encuentra ahora con muchos problemas”.

Durante dos días varios ponentes analizaron los diferentes temas a los que se enfrenta la biodiversidad en la cuenca de este río.

El primer bloque protagonizado por Javier Sanz, especialista en escalas para peces de ponencias, Íñigo Mendiola, de la Diputación de Guipúzcoa, Pepe Barquín del  Instituto de Hidráulica de Cantabria y el jurista Pedro Brufao, especialista en legislación de la Red Natura 2000, se dedicó a la gestión y la conectividad ecológica en los ríos y a las dificultades que suponen las presas para el remonte de los ríos de salmones y otros peces.

Diapositiva3

La investigadora italiana Lara Redolfi del Corpo Forestale dello Stato, empezó el bloque de la tarde, destinado a los insectos, conocimiento y gestión, junto a Jose Manuel Pereira, investigador de la Universidad de Santiago de Compostela y a Eduardo Galante, presidente de la Asociación Española de Entomología.

El proyecto LIFE Desmanía, presentado por su coordinadora, Rocío Gallego, dio por comenzada la segunda jornada de seminario en el ecomuseo Fluviarium de Liérganes.

Diapositiva4

Una de las principales amenazas a las que se enfrenta el desmán ibérico es la extendida presencia del visón americano, una especie exótica, debatida en la siguiente intervención  gracias a Asunción Gomez Gayubo, coordinadora del proyecto LIFE Lutreola Spain, ya que este mustélido carnívoro es un exitoso competidor frente al visón europeo.

A continuación hablaron José Ignacio Alonso Felpete, investigador del Jardín Botánico de Gijón y representante del proyecto ArcosLIFE “Arenales costeros: conservando las dunas cantábricas”.

Pablo García Hoyos, técnico de la empresa pública MARE, explicó cómo se está trabajando para “contener, porque eliminar es muy difícil”, las plantas invasoras, mientras Mariano Cebolla, coordinador de comunicación del proyecto LIFE Migratoebre  habló sobre que el esturión, anguila, saboga y lamprea en  al tramo final del río Ebro.

Diapositiva5

La coordinadora de Educación Ambiental, Laura Dorado expuso todo lo que el proyecto LIFE Miera hace para que se conozca su trabajo en la cuenca del Miera, tanto entre la población general como entre los escolares.

Alberto Navarro Gómez, responsable de políticas de conservación y agraria en el Foro Estatal de Redes y Entidades de Custodia del Territorio, el botánico Gonzalo Valdeoliva, y Blanca Serrano, coordinadora del proyecto LIFE Miera, destacaron por el importante valor ambiental que representan las turberas y tremedales, y por lo que están considerados de interés comunitario y prioritarios para la Directiva Hábitats, que fundamenta el programa LIFE.

Diapositiva2

El proyecto LIFE Tremedal explicado por Javier Pérez y el helecho Woodwardia radicans, contado por Lorenzo García, técnico de campo del proyecto LIFE Miera fueron los últimos protagonistas de la segunda de las jornadas.

Mayor información sobre las dos jornadas las encuentras en nuestra web:

primera jornada

segunda jornada

“Un viaje por el río Miera” enseña a los escolares los valores del río

Con la llegada de la primavera, el Fluviarium de Liérganes vuelve a acoger a los escolares que han participado en el programa educativo “Un viaje por el río Miera”, en el marco del proyecto LIFE Miera, que a lo largo del curso ha tratado de que alumnos de 3º y 4º de Primaria de varios colegios de la zona conozcan el río, su fauna y flora, tratando de despertar una actitud crítica y reflexiva acerca de sus valores medioambientales y de los problemas a los que se enfrenta.

Las actividades consisten en una visita guiada al Fluviarium, seguida de una gymkana junto al río con la que, a través del juego, los escolares ponen en práctica todos los conocimientos que han ido adquiriendo a lo largo del curso. Antes, en el aula, han utilizado un cuaderno didáctico mediante el cual, acompañados de la nutria “Miera”, han trabajado sobre los problemas más representativos del curso alto, medio y bajo del río, los ecosistemas del mismo y sus especies de flora y fauna más representativas.

Actividad del programa "Un viaje por el Miera"

Los escolares participan en una gymkana en el programa “Un viaje por el Miera”.

La gymkana consiste en pruebas para reconocer huellas y seguir rastros, juegos con fichas de árboles y especies invasoras para concienciar a los niños sobre este problema, o una “carrera del salmón”, para que conozcan los obstáculos a los que tiene que enfrentarse este pez para reproducirse.

El programa educativo “Un viaje por el Miera” forma parte del proyecto LIFE Miera de la Fundación Naturaleza y Hombre, que persigue una toma de conciencia a nivel local y regional sobre los elevados valores ambientales de la cuenca de este río, fomentando la autoestima territorial de los habitantes de la zona. Este proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) a través de la Fundación Biodiversidad.

Actividad para escolares del Programa "Un viaje por el Miera"

Los alumnos de Primaria aprenden sobre la cuenca del río Miera.

Casi 600 alumnos participaron en este programa el año pasado, y en este 2017 se complementará con actividades sobre la importancia de los insectos para la conservación de la biodiversidad, con la pretensión de que cada colegio cree su propio “hotel de insectos” en sus patios.

Cuaderno didáctico "Un viaje por el Miera"

Cuaderno didáctico que se utiliza en el programa “Un viaje por el Miera”.

Para saber más:

Descarga gratis todos los documentos de esta actividad (el cuadernillo, las actividades complementarias…) aquí.

Proyecto LIFE+ Miera

 

Un bosque autóctono útil para todos

Empleados y clientes de Leroy Merlin se levantaron el pasado sábado 18 de febrero con ganas de comprometerse éticamente por la recuperación de los bosques.

En una acción empresarial de reforestación basada en el voluntariado, la convocatoria de carácter nacional se extendió simultáneamente por entornos urbanos de Alicante, Badajoz, Jerez, Albacete y Santander. Desde la Fundación Naturaleza y Hombre se eligió la finca de Rubalcaba, en las inmediaciones de Liérganes, Cantabria, en la que realiza custodia del territorio en el marco del proyecto LIFE Miera, para llevar a cabo esta acción ecológica.

Un grupo de trabajadores y amigos de la madera sostenible de Leroy Merlin de 45 personas, entre adultos y niños, se preparó con sus bolsas mochila, facilitadas por FNYH junto a información desarrollada en sus proyectos, para desarrollar un ameno día repleto de acciones medioambientales.

Los participantes durante la actividad de plantación de los diferentes árboles.

Los participantes durante la actividad de plantación de los diferentes árboles.

El esfuerzo por tener un entorno natural cuidado es una herramienta esencial de la sostenibilidad empresarial. Los participantes ya la aportaban con el entusiasmo con que emprendieron la jornada y el paseo hasta la finca. El resto de herramientas para la realización de los diferentes talleres y plantación de árboles fueron llevadas previamente por los educadores a las cercanías del enclave donde se llevarían a cabo las actividades.

Antes de ponerse manos a la obra para hacer bosque, los educadores ambientales de FNYH, explicaron de forma clara y concisa y adaptada para todo el público asistente los diferentes árboles autóctonos presentes en nuestro territorio, la importancia y el papel que juegan en la conservación de nuestros ecosistemas y unas útiles claves para reconocerlos en los paseos de campo. Los niños se entusiasmaron respondiendo con ímpetu y acertadamente a las cuestiones sobre reconocimiento de un árbol por sus hojas, corteza, frutos, etc.

El esfuerzo para hacer bosque con muchas manos se hizo más intenso cuando se entregó a cada participante arbolitos producidos en nuestro vivero del Pendo. La apuesta por estos pequeños árboles requería una sencilla introducción para garantizar el éxito de su enraizamiento reforzando la plantación con protectores de los ejemplares. Todos los voluntarios sintieron realmente que cambiaban el rumbo al plantar árboles en comunidad para así crear bosque. Fue un hermoso momento el de ver como las sonrisas se sumaron a la satisfacción por dejar su propia huella verde a través de esta actividad de reforestación.

Después de la plantación de árboles, los participantes en grupitos construyendo cajas para erizos.

Después de la plantación de árboles, los participantes en grupitos construyendo cajas para erizos.

Durante las actividades nos acompañaron los vuelos cercanos de muchos buitres leonados que durante un buen rato consiguieron obtener la atención y el asombro de todos.

Antes de seguir con las actividades previstas por el día,  todos aprovechamos de una pausa para tomar café, leche y productos típicos de Cantabria. Así como de productos ibéricos obtenidos en la Reserva Natural de Campanarios de Azaba, otro de los proyectos con que cuenta FNYH en Salamanca, dentro del marco del proyecto LIFE Club de Fincas por la conservación del Oeste Ibérico. Por supuesto no faltaron los comentarios ante la excelencia de estos productos alimentarios como el embutido ibérico, demandando más información sobre nuestras diferentes actividades y la gestión de nuestros tres proyectos LIFE realizados en colaboración con la Unión Europea.

La tarde nos sorprendió en marcha de nuevo con la construcción de tres diferentes “hogares” para nuestros amigos habitantes del bosque. En grupos de tres a cinco participantes se construyeron cajas nido para el gorrión común, cajas para los erizos y un hábitat para el lucano o escarabajo denominado también ciervo volante, por sus características antenas similares a la cornamenta del citado herbívoro.

Dos niños entretenidos construyendo cajas nido

Dos niños entretenidos construyendo cajas nido.

La curiosidad infantil sobre los habitantes salvajes que iban a ocupar esos hogares de naturaleza hizo que se sucedieran las preguntas durante la mañana en la que gozamos de un tiempo benigno que, permitió incluso disfrutar de una comida al aire libre en la misma finca donde dejamos nuestra huella verde.

Despedimos al grupo que llevaban su mochila cargada de vivencias y una buena acción a su espalda como es favorecer la reforestación de nuestro entorno. Sus sonrisas nos impulsa a seguir uniendo fuerzas por concienciar y sembrar la semilla de que todos somos responsables con el cuidado de nuestro medioambiente.

Un haya y un serbal han llegado a la orilla del Miera

Sí, como lo oyes, este mes de enero hemos dado la bienvenida a unos ejemplares de haya y serbal muy singulares. No es que hayan llegado caminando sobre sus raíces a la orilla del río. Sino que se trata de dos cachorros de mastín que llegan dispuestos a trabajar por la biodiversidad.

Ya que apoyarán las tareas de pastoreo que realizamos con nuestras ovejas lachas carranzanas. Herbívoros que nos ayudan a recuperar razas ganaderas ancestrales y, además, se encargan de mantener vigorosos los nuevos árboles que estamos plantando en la cabecera del Miera. Ya que su acción rumiante elimina la vegetación alrededor de los tiernos ejemplares de árboles recién plantados.

Así se ayuda a recuperar los bosques y con ello el paisaje original de la cuenca alta del río. La presencia de arbolado autóctono realiza una función ecológica esencial para retener suelos y con ello favorecer el drenaje adecuado de los pequeños arroyos y escorrentía superficial que contribuyen al caudal del río tanto como a su regulación de una manera natural en épocas de abundante precipitación.

Por ello mantener el monte limpio alrededor de los jóvenes árboles recién plantados es la clave para garantizar que se conviertan en ejemplares robustos. Nuestro rebaño se encarga de ello. Realiza una acción muy importante para hacer crecer el bosque y lógicamente quien se encarga de cuidar y manejar el rebaño también tiene un papel protagonista en esta bonita historia silvopastoral de las fincas gestionadas por el proyecto LIFE Miera del que es beneficiario coordinador la Fundación Naturaleza y Hombre y en el que trabaja junto a sus socios beneficiarios, Consejería de Universidades e Innovación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria y MARE, para la mejora del estado de conservación y de la superficie de los hábitats naturales y del estado demográfico de las especies de interés conservacionista en la cuenca hidrográfica del río Miera.

Utiliza para ello especies arbóreas autóctonas que antaño crecieron en el lugar. Es a su alrededor donde nuestros cachorros de mastín van a dar lo mejor de sí mismos. Una raza especializada en proteger al ganado y guiar sus movimientos en busca de pasto durante cada jornada. Por eso nada más llegar a las instalaciones y ver sus rostros atentos a su nuevo hogar decidimos buscarles nombres entre aquellos de los árboles entre los que van a vivir para lo que solicitamos la opinión de nuestros amigos en redes sociales.

Entre los nombres seleccionados no podía faltar Cajiga, como se denomina al roble en Cantabria. Árbol místico que es sustento de la vida humana, gracias a su utilización como vigas y postes en nuestras casas y en la construcción de navíos. Además, los robledales albergan una gran biodiversidad y las cajigas viejas alimentan a múltiples insectos, como el ciervo volante.

haya-copia

Desde las primeras horas de votación el nombre de Haya destacó entre los más elegidos, destacándose finalmente con el 93% de los votos para la hembra. Es el árbol por excelencia de la cordillera Cantábrica. Muy longevo y de crecimiento lento pero puede alcanzar un diámetro muy grande. Sus frutos, los hayucos, alimentan a la fauna del bosque.

Para la hembra el nombre de Salguera fue de los más votados. Arbusto que coloniza las riberas de los ríos, dando sombra y alimento a la fauna fluvial. La corteza y las hojas de este sauce tienen propiedades terapéuticas para combatir la fiebre o los dolores.

Nos gustaba mucho Acebo para nombrar al mastín macho por la importante función de este arbusto alimentando a numerosas aves en pleno invierno, las mismas que se encargan de dispersar sus semillas y crear nuevos bosques.

Nuestro árbol por excelencia el Fresno es omnipresente en Cantabria, desde las zonas altas de montaña hasta las riberas de los ríos en las áreas costeras. Es árbol mitológico y fuente de múltiples aprovechamientos humanos, desde la carpintería hasta su uso ancestral en la cultura pasiega. Pues es alimento para el ganado con sus hojas y ramas tras la primera nevada. Por ello, siempre hay un fresno a la vera de una cabaña pasiega.

serbal

Finalmente el nombre que se eligió para el macho mayoritariamente con el 80% de los votos fue Serbal. Un arbusto con frutos carnosos que pueden ser rojos o negros según de qué especie se trate, acompañan a robles y hayas situándose en los bordes del bosque. Sus frutos sirven de alimento a múltiples pajarillos que dispersan así sus semillas para crear nuevos bosques.

La biodiversidad europea gana la batalla a las políticas europeas

Entre las mejores noticias medio ambientales que nos llevamos del 2016 es que las Directivas de Hábitats y Aves de la Unión Europea no serán revisadas, tal y como pretendía la actual presidencia europea.

 A comienzos de diciembre nos alegraba recibir finalmente esta noticia después del efecto que, durante meses, ha potenciado una amplia movilización social impulsada por organizaciones no gubernamentales ligadas a la protección de la naturaleza.

La manifestación de su oposición por más de 520.000 ciudadanos europeos ha logrado que la revisión propuesta de las directivas europeas sobre hábitats y aves haya sido finalmente rechazada. Su objetivo era rebajar las medidas de protección por preservar la biodiversidad europea en beneficio de fines empresariales y con ello de menosprecio hacia uno de los patrimonios más extraordinarios de nuestro continente, su naturaleza.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha abandonado su propuesta de modificar las leyes europeas por la protección de las aves y los hábitats bajo cuyo amparo se protege el  5% del territorio europeo, junto a más de 200 humedales y hábitats marinos.

Nuestros entornos naturales son los principales beneficiados de que estas leyes se mantengan tal y como fueron promulgadas por su todavía vigencia. Ya que mantienen la coherencia y eficiente adaptación a las necesidades de conservación del patrimonio natural europeo. Pero también cerca de un millar de especies de plantas y animales saldrán favorecidos por su mantenimiento. Ya que, de este modo, hallarán protección y su espacio para sobrevivir en uno de los continentes más poblados del planeta.

El refuerzo que supone el mantener estas leyes intactas para los que trabajamos por la conservación, como Fundación Naturaleza y Hombre, es realmente un triunfo para la naturaleza. Hoy mejor que nunca es tiempo de celebrar y la confirmación de esta victoria nos anima a seguir trabajando por nuestra naturaleza, uno de los mayores valores de la sociedad con visión europeista en la que creemos.

Las fronteras se deshicieron con la creación de la Unión Europea y eso para la supervivencia de la naturaleza, basada en estrategias de cooperación transnacionales, ha demostrado ser una de las medidas más exitosas para la preservación de la vida salvaje, los entornos donde habita  y por los que se desplaza la vida silvestre ajena a las fronteras políticas, tal como les ocurre a las aves migratorias.

Porque la cooperación que establecen las citadas directivas europeas es esencial para todas las especies, pero sobre todo para la conservación de las aves, puesto que se hallan entre las especies más amenazadas de nuestro continente. Nada menos que el 32% de las especies de aves europeas no se encuentran en buen estado de conservación.

La reducción y degradación de su hábitat, principalmente por entornos urbanos, los aprovechamientos agrícolas y forestales, así como el uso masivo de pesticidas son las principales amenazas a las que se enfrentan.

La regulación en el mantenimiento de sus hábitats, sobre todo aquellos empleados por las aves en sus largas rutas migratorias, las medidas para que las actividades cinegéticas se lleven a cabo de una manera sostenible en todos los países europeos y el impulso al fortalecimiento y mejora en las acciones y esfuerzos de gestión por mantener la dinámica de conservación a través de la red Natura 2000, como representación de los mejores territorios naturales europeos y la mayor red mundial de áreas protegidas del mundo, es la mejor manera de preservar los hábitats más valiosos y las especies más amenazadas de nuestro continente.

No obstante, las medidas presentadas en la presente legislatura por el actual gobierno español para frenar las amenazas que afectan a la biodiversidad española no parecen reflejar los retos ambientales a los que se enfrenta la naturaleza europea.

Espacios de la Red Natura 2000 en España

Espacios de la Red Natura 2000 en España

Resultan débiles en un país como España, que, paradójicamente con su naturaleza aporta una notable proporción de la biodiversidad europea. Las medidas anunciadas el pasado 21 de diciembre ante la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados no reflejan realidades tan graves a las que nos enfrentamos en la conservación ambiental como es el cambio climático.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre seguiremos trabajando por fortalecer las medidas y compromisos por la protección de la naturaleza, y apoyaremos algunas de las medidas propuestas. Como el compromiso del gobierno español por la declaración de 53 reservas naturales fluviales y el desarrollo de una Estrategia de Protección y Gestión del conjunto de estos nuevos espacios naturales.

Un paseo por la playa bien acompañados

Somo, 1/12/2016

Según el sol aparecía y calentaba la ría de Cubas y las dunas de Somo, los amigos de Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) iban acercándose al embarcadero de Somo, punto de partida de un pequeño recorrido guiado que el proyecto LIFE Miera organizó el pasado sábado.

Entre los participantes, padres y madres con sus pequeños, experimentados senderistas, miembros del colectivo AMICA… Gente diferente pero con un gran punto en común: las ganas de conocer la naturaleza cada día un poco más. Con este fin y guiados por Laura, nuestra Educadora Ambiental, todos comenzamos a andar paralelamente a las dunas de Somo, un espacio natural incluido en la Red Natura 2000, la mayor red ecológica de toda Europa.

A medida que avanzábamos,  Laura nos iba explicando los diferentes tipos de dunas, qué vegetación es la típica de este ecosistema y cuáles son las plantas invasoras que tanto daño hacen a nuestra biodiversidad. El día invitaba a pasear, y seguimos por la playa de Somo mientras los mayores no dejábamos de aprender y los pequeños, un poco más distraídos, se lo pasaban en grande correteando arriba y abajo, aunque había alguna pequeña naturalista que ya recordaba varios nombres científicos. 

Tras subir al monte de Somo, donde los participantes pudieron reconocer una gran variedad de árboles típicos de los encinares cantábricos, todos aprovechamos para disfrutar de unas magníficas vistas, con la Bahía de Santander reluciendo de fondo. Gracias a los prismáticos que FNYH aporta en sus actividades, intentamos avistar aves marinas en torno a la Isla de Mouro, que descansaba tranquila antes de los temporales de invierno que la castigaran con dureza.

Fue una buena mañana en la que todos disfrutamos mucho, relajados y descubriendo el valor de un ecosistema que no suele tener la consideración que se merece. Pero como solo se valora lo que se conoce, el LIFE Miera volverá a organizar pronto una actividad, para que todos juntos sigamos aprendiendo al aire libre.