Contra la extinción de la anguila europea, FNYH siembra el río Miera con un centenar de alevines

El día amanecía nublado y presagiaba lluvia inminente el pasado sábado, 9 de septiembre, cuando, en el marco del proyecto LIFE Miera, nos reunimos frente a la iglesia de Rubalcaba, punto de origen de la ruta senderista que, por la ribera del Miera, se encaminaba hasta alcanzar el bonito paraje del Pozo Negro.

El ambiente sin embargo era bueno, pequeños y mayores comenzamos la senda emocionados sabiéndonos cerca de unos compañeros muy peculiares, un centenar de alevines de anguila europea o angula. Ya que contábamos con el apoyo y contribución de la Asociación Cofradía de Amigos de la Anguila del Pas (ACAAP) y sus representantes, Amadeo Rodríguez García y Luis Ortiz de Zárate, que nos acompañaron durante la ruta.  Ya que para dicha jornada nos cedieron, en el marco de la campaña “siembra la vida”, cien ejemplares de anguila europea. Pequeños y traslucidos los jóvenes ejemplares es la apuesta por el futuro medioambiental de una especie autóctona europea que se encuentra en un estado de conservación crítico.

El río Miera

El río Miera

Afectada por la sobrepesca, la calidad de las aguas fluviales, la degradación de su hábitat en estuarios, y por la construcción de presas sin pasos piscícolas adecuados para quesea capaz de remontar los ríos. Ya que el carácter migratorio de este pez, aunque nace en el Atlántico, le hace adentrarse río arriba, cuando alcanza los dos o tres años de edad, para pasar en ellos gran parte de su ciclo vital; permanece en estas aguas fluviales de cinco a seis años hasta alcanzar su madurez sexual, cuando regresa al océano Atlántico, donde nació.

La campaña desarrollada por ACAAP que persigue mantener el estatus vital de la especie en los cauces fluviales de Cantabria e incluso optimizar su pesca como un recurso sostenible se ancla fuertemente en despertar la concienciación ciudadana. Para ello se dirige específicamente a niños y jóvenes, con la meta de darles a conocer esta especie autóctona y su vulnerable situación, al tiempo que se les permite participar activamente en el objetivo de recuperar y repoblar nuestros ríos con ejemplares de anguilas europeas criados por la asociación.

Algunas de las anguilas antes de llevarlas al río por la siembra

Extracción de las anguilas para ser llevadas al río Miera

Nuestra jornada comenzó previamente al encuentro con los senderistas ya que, ese mismo día a las 8:00h de la mañana, nos encontramos con los miembros de ACAAP en Cueto, donde, Amadeo y Luis nos enseñaron las instalaciones donde crían las angulas garantizando su crecimiento hasta una talla adecuada y saludable para reintroducirse en el río. Con cuidadosas medidas de manejo recogimos las anguilas por medio de un desaguado del tanque para trasladarlas a un acuario móvil previamente preparado para su acogida y transporte. Todo ello se hizo lo más rápido posible para evitar que los jóvenes ejemplares de anguilas no se viesen sometidos a situación de estrés.

Una vez ubicado el acuario ubicado en el coche, nos dirigimos al punto de encuentro con los participantes de la ruta, frente de la iglesia de Rubalcaba, en las cercanías de Liérganes.
A las 10h, a pesar de la lluvia que, de vez en cuando nos acompañaba, alrededor de treinta amigos de FNYH, inscritos previamente en la ruta, recibieron la información sobre el proyecto LIFE Miera y sus áreas de actuación para recuperar la biodiversidad en la cuenca fluvial del río.

El encuentro en Rubalcaba

El encuentro en Rubalcaba

A continuación se dio a conocer la campaña “Siembra la vida” de ACAAP que tiene el objetivo primordial de repoblar y preservar la población de anguila europea en Cantabria.

Cargados de paraguas y entusiasmo nos dirigimos al punto más adecuado para la suelta de las anguilas, donde Amadeo y su equipo (que nos adelantó con el coche cargado con el centenar de anguilas) nos esperaban por dar comienzo a la “siembra”, como se define esta acción de reintroducción de la especie.
Después de conocer el impresionante ciclo vital de dicha especie piscícola y la campaña por su conservación iniciada hace 12 años por la asociación, se entregó a cada participante un amplio recipiente con agua y algún ejemplar de anguila europea.

No sólo los peques estaban entusiasmados por el evento y por tener entre las manos seres vivos, observándolos tan de cerca. Todos bajaron al río y con toda la delicadeza vertieron sus vasos entregando al río las anguilas europeas y devolviéndoles su libertad y con el anhelo de que tengan una vida larga y sin obstáculos.

Unos de los participantes admirando de cerca a las anguilas ante de su siembra

Mirando de cerca los jóvenes ejemplares de anguila europea

Nos despedimos del equipo de la Asociación ACAAP, agradeciéndoles enormemente su presentación, así como por habernos regalado un día y un recuerdo tan especial.

Seguimos nuestra ruta por la ribera del Miera y la reciente lluvia caída, nos facilitó encontrarnos, durante el camino, con otros habitantes naturales amigos del agua como las salamandras. También los árboles parecían revivir con la lluvia los que nos animó a identificarlos, no solo por la forma de sus hojas sino por lo bien que se diferenciaban sus colores gracias al día nublado.

De ruta al pozo negro

No hubo lluvia que detuviera la ruta al Pozo Negro

Cuando regresamos al aparcamiento de la iglesia, punto de inicio de la ruta, nos despedimos entregando a los asistentes el material informativo del proyecto LIFE Miera, con promesa de repetir pronto otra ruta y realizar una nueva siembra en el río de anguilas europeas. De este modo daremos la oportunidad de vivir tan interesante experiencia medioambiental a quienes se quedaron sin plaza en esta ocasión al completarse el número de participantes muy rápidamente, debido al gran interés que esta actividad de sensibilización medioambiental suscitó entre los amigos de FNYH.

 Los educadores dando informaciones sobre la actividad y la ruta por la ribera

Los educadores ambientales dando toda la información sobre la ruta por la ribera fluvial

 

Anuncios

El sábado pasado LIFE Miera organizó una “Jornada Pasiega”

Liérganes, 26 de junio de 2016

Ayer sábado 25 de junio, la Fundación Naturaleza y Hombre, dentro del proyecto LIFE Miera organizó una “Jornada Pasiega” como continuación de la jornada “Días de la Naturaleza” en la que Manuel Abascal empezó con la demostración de la realización del cuévano y después fuimos a la finca que la FNYH tiene en Rubalcaba para plantar unos árboles a la ribera del río Miera para favorecer a la nutria.

En la “Jornada Pasiega” Manuel Abascal pudo terminar de hacer el cuévano. Con las cortezas de las varas de avellano que tenía verdes pudo sacar las costillas que le faltaban para entrelazarlas entre los costones y el tope del cuévano para finalizarlo. Mientras realizaba esta labor nos pudo contar que también realizaba con madera de fresno los mangos para los rastrillos y los dalles cogidos en la menguante de enero. En general la mejor época para aprovechar la madera es cogerla en luna menguante.  También él, su mujer Carmen y la hermana de Manuel nos contaron cómo en la cuévana llevaban a los bebés y en el cesto transportaban los huevos. Son cestos de tamaño y anchura adecuados a cada labor. De despedida nos tocó unas canciones con su especial flauta echa con el cuerno de cabra.

IMG_1126

IMG_1121

IMG_1129

IMG_1134

IMG_1135

IMG_1141

 

IMAG0030

IMAG0037

Una vez que Manuel terminó su precioso cuévano nos subimos hasta el barrio de La Concha, en San Roque de Riomiera, para ver cómo se esquilan las ovejas. Esta labor se hace siempre en esta época ya que después de realizar la muda, es decir, ir subiendo a los animales de pasto en pasto  por la montaña hay que esperar a que llegue el buen tiempo a esas alturas para que el ganado no enferme por el frío.

El compañero de la FNYH, Luis, estuvo esquilando un par de ovejas lachas. Esta oveja es autóctona de esta zona norte de la cordillera cantábrica. La FNYH aprovechamos este ganado para mantener las repoblaciones forestales limpias de verde y así dificultar la propagación de fuego cuando prenden estos montes.

Les pudimos explicar a los asistentes todo el proceso de las repoblaciones forestales y las especies plantadas. Desde la recogida de semilla en campo, la siembra en el vivero El Pendo que tiene la FNYH, la plantación en la finca y por último la eliminación de los protectores una vez que el árbol ya tiene el tamaño suficiente para defenserse de los herbívoros.

IMAG0049

IMAG0066

IMAG0081

IMAG0083

IMAG0077

IMAG0088

IMAG0097

En definitiva una jornada muy completa donde niños y mayores pudimos descubrir más sobre estas montañas pasiegas tan maravillosas y los trabajos de sus gentes, los pasiegos.

Los caballos de FNYH, guardianes de la Naturaleza

La conservación del ganado local es un objetivo prioritario para Fundación Naturaleza y Hombre. Las manadas de caballos presentes en varias reservas han resultado ser los mejores aliados para mantener las áreas naturales. Esta nueva función es clave para la conservación de las razas de ganado autóctono, que se encuentran amenazadas tras el abandono de los usos típicos.

El Astillero, 25/04/2016

La evolución en los medios de transporte, la mecanización del campo y la pérdida de la agricultura y ganadería tradicionales han provocado que el caballo, la mejor ayuda del hombre en el pasado, haya quedado generalmente reducido al ámbito deportivo o de ocio. En este campo las razas españolas pueden no ser tan competitivas o polivalentes como las europeas, al tener unas condiciones físicas diferentes. Por ello, varias razas originarias de la Península han entrado en la categoría de “En peligro de extinción” según el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España.

Las razas locales, cualquiera que sea la especie, forman parte no solo de nuestra fauna, sino también de nuestro patrimonio cultural, pues responden a un proceso de adaptación de miles de años que les ha llevado a convertirse en las más idóneas para vivir en ese medio concreto. Son testimonios vivientes de nuestro pasado y de la evolución del lugar que habitamos. Por esta razón, cada vez que se extingue una raza autóctona perdemos parte de nuestra identidad.

_B7R1936.jpg

El ganado forma parte de nuestros paisajes.

FNYH lucha por evitar su desaparición encontrando nuevas aplicaciones a tres manadas de caballos autóctonos en peligro de extinción, destacando su papel como “guardianes” de varios hábitats: los retuertas en la dehesa salmantina, los losinos en las marismas, y los pottokas en los pastos de montaña.

Los pottokas

El pottoka, “pequeño caballo” en euskera, desciende del tronco celta de caballos cantábricos, al igual que el losino y el asturcón, compartiendo la mayoría de los rasgos físicos con sus parientes de la Cordillera Cantábrica. Mide alrededor de 125 cm y pesa 200 kg de media, por lo que lo único que le diferencia a simple vista del losino es el tamaño.

Raza autóctona del País Vasco, solo se admite la capa castaña muy oscura o negra. Tiene orejas pequeñas y móviles, crin negra lisa y espesa, y unas extremidades delgadas pero potentes. Con cuerpo musculoso, presentan un carácter rápido, fiel y muy resistente. En la actualidad sus usos han quedado reducidos a mantener pastados y limpios los montes que habitan, además de ser una raza ideal para los niños que se inician en la equitación dada su facilidad de aprendizaje y nobleza.

pottokas pareja blog

Pottokas en la Montaña Pasiega y Oriental de Cantabria.

En Junio de 2015 Fundación Naturaleza y Hombre y Lucy Rees, etóloga equina de prestigio internacional, firmaron un acuerdo por el que la especialista en comportamiento y doma natural de caballos donaba una pequeña manada de pottokas a la Fundación. Los animales fueron introducidos en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, componente del LIFE+ Nature Oeste Ibérico Club de Fincas. La doma natural consiste en ganarse la confianza del caballo basándose en su lógica, y no tratando de imponerle nuestra voluntad a la fuerza. Se busca una armonía con el animal mediante la cooperación mutua.

Actualmente, los pottokas pastan en la Red de Fincas de la Montaña Pasiega y Oriental de Cantabria, donde FNYH realiza labores de recuperación y mantenimiento de bosques. En está se está llevando a cabo el LIFE+ Nature Conservación de la biodiversidad en el río Miera. Parte del desbroce necesario para prevenir incendios forestales se hace utilizando variedades locales de ganado doméstico, especialmente con razas autóctonas. Así, se contribuye a evitar su desaparición y se fomenta la pervivencia de la ganadería extensiva, esencial para mantener abiertas y limpias áreas de nuestros espacios naturales.

El caballo losino

Originario de las Merindades, en el norte de la Provincia de Burgos, su desarrollo en el valle de Losa fue tan extraordinario que acabó por tomar el nombre de dicha región. Los primeros pasos de esta raza se remontan al Paleolítico Superior, hace 40.000 años.
Con una altura media de 140 cm los machos y 130 cm las hembras, estos animales de tamaño medio y un peso entre 300 y 350 kilos de peso se caracterizan por su capa negra, curvas armoniosas, grupa redondeada y una abundante crin negra. De aspecto rústico, destaca la viveza de su carácter y su mirada.

Comparte los rasgos con sus primos más cercanos, el pottoka y el asturcón, pero el losino es ligeramente más alto que sus parientes de la Cordillera Cantábrica. La alzada es lo único que le diferencia del pottoka, mientras que el asturcón presenta más variedad de capas: negra, castaña y alazana. El pelaje es liso y brillante en verano, mientras que en invierno se transforma en una capa gruesa que les protege de las inclemencias.

losino semental blog

La capa negra y mirada viva son caracteres de la raza.

Fundación Naturaleza y Hombre, con proyectos en la Montaña Pasiega y Oriental de Cantabria donde se encuentra esta raza, y la Asociación de Criadores de caballos losinos El Bardojal firmaron un acuerdo en 2008. En virtud del mismo, la Asociación cedió 16 ejemplares que fueron liberados en las Marismas de Alday, gestionadas por FNYH e incluidas en el LIFE+ Anillo Verde de la Bahía de Santander. Aunque es una raza originaria de las montañas y la marisma no es su ecosistema habitual, el losino ha vuelto a hacer gala de su legendaria capacidad de adaptación, con el nacimiento de nuevos potros cada año que confirman la evolución de la manada.

Ubicados en las praderas saladas del humedal, han contribuido notablemente a controlar la vegetación invasora que afecta a las marismas: el plumero (Cortaderia selloana) y la chilca (Baccharis halimifolia). Esta vegetación, de no tomarse medidas, acabaría por colonizar todo el humedal desapariciendo así la mayor parte de la biodiversidad del ecosistema. Al alimentarse de los brotes tiernos de estas plantas alóctonas y evitar su proliferación, los animales actúan como un excelente complemento al control de la flora dañina. La gestión de la vegetación invasora a través de estos equinos ha sido premiada por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente.

Losino 2 cabezas web

Los losinos benefican a las marismas de Alday.

Por otro lado, gracias al pisado y abonado constante de los suelos los losinos mejoran la calidad del pasto. Su presencia contribuye al incremento de la biodiversidad de la reserva, al atraer variedades de avifauna ligadas a la actividad ganadera, como las garcillas bueyeras. También mantienen la hierba a baja altura, lo que permite que otras especies, no solo aves, tengan cabida en el ecosistema.

El caballo retuerta

Reciben este nombre los caballos propios de las marismas del Parque Nacional de Doñana. Creada a partir de los caballos primitivos que habitaban los humedales del Guadalquivir, algunos estudios genéticos del Centro Superior de Investigaciones Científicas la sitúan entre las razas más antiguas de Europa e incluso en la cima del árbol genealógico equino.

Los machos presentan una alzada de 145 cm, por los 140 cm habituales de las hembras. De movimientos gráciles, tienen la cabeza ligeramente convexa, apoyándose en unas extremidades largas y de musculatura definida. Con un comportamiento asilvestrado propio de su aislamiento en Doñana, su nivel de resistencia y adaptación son extraordinarios, sin el cual no hubieran podido sobrevivir en un entorno tan exigente como la marisma: inviernos duros por el agua y el frío, donde caminan por zonas encharcadas avanzando con el agua por encima de las rodillas; veranos calurosos y secos en los que han de recorrer largas distancias para beber y comer algo desplazándose por zonas dunares.

retuerta mary blog

Los retuertas presentan un carácter esquivo.

Sus funciones tradicionales fueron las tareas ganaderas, de transporte y arrastre de barcas de fondo plano atadas a la cola cargadas con alimentos o mercancías por la marisma. Lejos ya de dichas labores, esta especie protegida desarrolla hoy un papel fundamental en el control de la vegetación marismeña del Parque Nacional.

La Estación Biológica de Doñana controlaba el único núcleo poblacional de esta raza, no superior a los 150 ejemplares. Entre 2013 y 2014, acordó con Fundación Naturaleza y Hombre trasladar parte de los caballos a la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, dentro del LIFE+ Nature Oeste Ibérico Club de Fincas. De esta forma, se ha formado una segunda población que de más oportunidades de supervivencia a una de las razas más antiguas del Viejo Continente. Aunque no es su hábitat original, los retuertas se han adaptado perfectamente su nueva localización, aprobada por investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas.

La desaparición de los rumiantes tanto silvestres como domésticos a consecuencia del abandono de la ganadería extensiva ha llevado a la dehesa, paisajes emblemático de la Península y clave para gran parte de nuestra fauna, a un estado crítico. Este espacio es fruto de la intervención del hombre en el campo, cuyo ganado ha mantenido durante décadas extensiones de terreno abierto. Dentro del programa de conservación del Oeste Ibérico, FNYH considera la suelta de herbívoros, prioritariamente de especies amenazas, como un eje fundamental. Si los rumiantes desaparecen, el matorral acabaría por ocupar el espacio, desapareciendo así el ecosistema propio de especies tan vulnerables como el águila imperial ibérica o la cigüeña negra. Con su pasto, los caballos retuertas seguirán haciendo de las dehesas un entorno ideal para algunas de las especies más amenazadas del mundo.

retuerta mary blog 2

Numerosas especies dependen de la presencia del ganado.

Reflexión final

A pesar de haber perdido gran parte de las funciones que desarrollaron en el pasado, podemos concluir que las razas autóctonas estudiadas, todas ellas en peligro de extinción actualmente, pueden encontrar nuevos roles que desempeñar, especialmente como instrumento medioambiental. De esta forma, se ayudará a una raza de ganado local amenazada a la vez que se conserva un hábitat de forma natural, sostenible y que fomenta la biodiversidad.

Los caballos losinos, desplazados desde la Montaña Oriental, eliminan la vegetación invasora de las Marismas de Alday; Los pottokas vascos ayudan a mantener limpios los montes pasiegos, previniendo los incendios forestales; y los retuertas de Doñana, con una segunda oportunidad en la dehesa salmantina, trabajan para que no se desaparezca este paisaje mediterráneo.

Fundación Naturaleza y Hombre seguirá trabajando para proteger al ganado autóctono, parte imprescindible de nuestro patrimonio natural y cultural.

Marcando biodiversidad… descarga tus desplegables con imágenes de Extremadura y Cantabria

Cara_Cant Cara_Extrem   Estas láminas han sido diseñadas en el marco del proyecto Marcando Biodiversidad que desarrolla la Fundación Naturaleza y Hombre dentro del Programa Empleaverde de la Fundación Biodiversidad y es cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

 

La ganadería ecológica tiene un gran potencial de desarrollo en la Montaña Pasiega

ImagenLa Fundación Naturaleza y Hombre ha realizado un estudio que muestra el potencial de desarrollo ganadero en la Montaña Pasiega.

Descargar documento.

Fundación Naturaleza y Hombre ha publicado en su página Web el estudio para la viabilidad para la conversión de explotaciones ganaderas tradicionales al sector ecológico o integrado en la Montaña Pasiega, resultado del trabajo realizado en el proyecto del programa empleaverde Marcando Biodiversidad, que cuenta con la cofinanciación del MAGRAMA, Fundación Biodiversidad y Fondo Social Europeo.
Este estudio concluye que el método de producción de ganadería extensiva propio de la Montaña Pasiega y de otras áreas de montaña de Cantabria resulta idóneo para su conversión a la ganadería ecológica, sector productivo en auge actualmente debido al aumento de la conciencia del consumidor y de su demanda en el mercado. El hecho de que se trate de una actividad de ganadería extensiva facilita el proceso de conversión de ganadería convencional a ecológica sin que la granja pierda en producción ni deba afrontar inversiones importantes. Se trata de fomentar la puesta en el mercado de productos con un valor añadido respetuosos con el medio ambiente.
En la misma línea el estudio destaca la importancia y capacidad de crecimiento del sector de ovino y caprino de la Montaña Pasiega, y particularmente el de la producción de leche, dado que actualmente no existe ningún productor de leche de oveja o cabra ecológica en toda la Comunidad Autónoma. Al mismo tiempo el terreno, con fuertes pendientes que limitan la mecanización, se adapta especialmente a la presencia de especies de ganado menudo, como el ovino y caprino, particularmente las razas autóctonas como la oveja lacha carranzana y la cabra de San Roque encuentran en esta montaña la mejor zona para alimentarse y vivir.
El estudio completo se encuentra a disposición de todos los interesados en la página Web de Fundación Naturaleza y Hombre: http://www.fnyh.org.

Proyecto Marcando Biodiversidad
Este estudio forma parte de un proyecto más amplio que Fundación Naturaleza y Hombre desarrolla en torno al fomento y la puesta en valor de la ganadería ecológica en Cantabria y Extremadura. Este proyecto ha permitido la realización de cursos de formación, la edición de una manual sobre nuevas tecnologías, la organización de una jornada técnica en Liérganes que se celebrará el próximo día 5 de junio, la creación de sendas redes provinciales de productores ganaderos y la convocatoria de un premio a la mejor iniciativa ganadera responsable con la biodiversidad que se fallará en los próximos días, tanto en Cantabria como en Extremadura.

https://amigosfnyh.wordpress.com/category/empleaverde/
marcandobiodiversidad@gmail.com
Tfno: 942 559 119

MÁS DE 70 PERSONAS PARTICIPARON EN LAS JORNADAS PARA LA RECONVERSIÓN DEL SECTOR GANADERO EN CANTABRIA.

Durante los días 5 y 6 de junio se celebraron en Liérganes las jornadas para la reconversión del sector ganadero en Cantabria, en ellas, la vaca roja pasiega fue la galardonada con el premio Productor de biodiversidad de Cantabria por la FNyH.

IMG_0628Las jornadas transcurrieron con buen ambiente y sirvieron de punto de encuentro entre investigadores, productores, medios de comunicación, y en general personas interesadas en el sector y su reconversión a una ganadería más sostenible.

Algunas de las conclusiones a las que se llegaron es la necesidad de fomentar una ganadería más natural, orientada a la agroecología, donde los sellos y demás marcas de garantía sean las herramientas para una producción de calidad y no los fines de los ganaderos. La promoción de la ganadería extensiva es necesaria para mantener y recuperar los ecosistemas. Actualmente hay unas 1000 familias trashumantes en España, así que también se presenta como  una alternativa laboral. En cuanto a la producción de leche en ecológico los resultados de ciertas investigaciones muestran que la raza autóctona cántabra, Raza Roja pasiega, se muestra como muy eficiente y muy bien adaptada al entorno, además de ser muy resistente a enfermedades.

La diversificación y la flexibilización de la normativa también tomaron importancia en los debates y charlas, ya que en la actualidad ganadera ya no solo se trata de producir, sino también de buscar canales de comercialización e incluso la transformación de los recursos en los que en muchos casos las normativas no facilitan, como es el caso de las queseras artesanas.20140606_134944

En las jornadas también se celebró un encuentro de productores cántabros y extremeños, donde se intercambiaron experiencias ganaderas y se realizó una muestra de productos locales vinculados a la ganadería.

Aprovechando este encuentro se mostraron las iniciativas candidatas al premio productor de biodiversidad, Conchi Gutiérrez con su proyecto Ecovaldeolea en el sur de Cantabria, Silvia Camafrita con Ganadería de Chencho en Polaciones, Aurea Quintial con la iniciativa Pasiega, el valor de una raza, Tomás Ontañón con su amplia experiencia de ganadera de la ciudad a lo rural, Marcos Castro como joven ganadero en Val de San Vicente y Pilar Fortes con su experiencia con las Alpacas productoras de biodiversidad en Cantabria. Resultando galardonada con el primer premio tras la votación de los asistentes Aurea Quintial con su proyecto Pasiega, el valor de una raza. Los accésit se entregaron a Ecovaldeolea y a la ganadería de Chencho.

NP_Premio

Todas estas experiencias son conservadoras y promotoras de la biodiversidad cántabra. Ellos promueven la conservación de los espacios naturales más inaccesibles como los puertos de montaña, mantienen limpios montes comunales previniendo de incendios, son conservadoras de razas autóctonas y también innovan tanto en experiencias de comercialización como de elaboración de productos textiles. Por ello todos recibieron un más que merecido aplauso.

Este evento forma parte del proyecto Marcando biodiversidad que desarrolla la FNyH dentro del programa empleaverde de la Fundación Biodiversidad y es cofinanciado por el fondo social europeo.

La Raza Roja Pasiega ganadora del Premio Productor de biodiversidad de la FNyH.

20140606_122616

Aunque ellas no lo saben, son una raza en peligro ya que solo quedan 300 ejemplares en Cantabria y seguramente en el mundo.

Este valor ha sido determinante para la elección de el proyecto Pasiega, el valor de una raza de Aurea Quintial para ser galardonada con el Premio Productor de Biodiversidad que ha otorgado la Fundación Naturaleza y Hombre a la Mejor iniciativa de conservación de la Biodiversidad en Cantabria.

Junto con ella, y muy merecidos han recibido el accésit Mª Concepción Gutiérrez con Ecovaldeolea en San Martín de Hoyos y Silvia Camafreita con La ganadería de Chencho en Polaciones.

Este galardón fue entregado en el encuentro de productores de las Jornadas para la reconversión del sector ganadero celebrado en Liérganes los pasados días 5 y 6 de junio. Más de 50 personas participaron en el evento que contó con diversas charlas, tertulias, visita y muestras de productos derivados de recursos ganaderos.

De esta manera el proyecto Marcando biodiversidad pone de manifiesto la necesidad de tener en cuenta al sector ganadero en su vertiente más natural para definir la ganadería del futuro más orientada a la agroecología.

20140606_134944

Visita a la Matilde y Pedro ganaderos de Vaca Roja Pasiega en Riaño.