La biodiversidad europea gana la batalla a las políticas europeas

Entre las mejores noticias medio ambientales que nos llevamos del 2016 es que las Directivas de Hábitats y Aves de la Unión Europea no serán revisadas, tal y como pretendía la actual presidencia europea.

 A comienzos de diciembre nos alegraba recibir finalmente esta noticia después del efecto que, durante meses, ha potenciado una amplia movilización social impulsada por organizaciones no gubernamentales ligadas a la protección de la naturaleza.

La manifestación de su oposición por más de 520.000 ciudadanos europeos ha logrado que la revisión propuesta de las directivas europeas sobre hábitats y aves haya sido finalmente rechazada. Su objetivo era rebajar las medidas de protección por preservar la biodiversidad europea en beneficio de fines empresariales y con ello de menosprecio hacia uno de los patrimonios más extraordinarios de nuestro continente, su naturaleza.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha abandonado su propuesta de modificar las leyes europeas por la protección de las aves y los hábitats bajo cuyo amparo se protege el  5% del territorio europeo, junto a más de 200 humedales y hábitats marinos.

Nuestros entornos naturales son los principales beneficiados de que estas leyes se mantengan tal y como fueron promulgadas por su todavía vigencia. Ya que mantienen la coherencia y eficiente adaptación a las necesidades de conservación del patrimonio natural europeo. Pero también cerca de un millar de especies de plantas y animales saldrán favorecidos por su mantenimiento. Ya que, de este modo, hallarán protección y su espacio para sobrevivir en uno de los continentes más poblados del planeta.

El refuerzo que supone el mantener estas leyes intactas para los que trabajamos por la conservación, como Fundación Naturaleza y Hombre, es realmente un triunfo para la naturaleza. Hoy mejor que nunca es tiempo de celebrar y la confirmación de esta victoria nos anima a seguir trabajando por nuestra naturaleza, uno de los mayores valores de la sociedad con visión europeista en la que creemos.

Las fronteras se deshicieron con la creación de la Unión Europea y eso para la supervivencia de la naturaleza, basada en estrategias de cooperación transnacionales, ha demostrado ser una de las medidas más exitosas para la preservación de la vida salvaje, los entornos donde habita  y por los que se desplaza la vida silvestre ajena a las fronteras políticas, tal como les ocurre a las aves migratorias.

Porque la cooperación que establecen las citadas directivas europeas es esencial para todas las especies, pero sobre todo para la conservación de las aves, puesto que se hallan entre las especies más amenazadas de nuestro continente. Nada menos que el 32% de las especies de aves europeas no se encuentran en buen estado de conservación.

La reducción y degradación de su hábitat, principalmente por entornos urbanos, los aprovechamientos agrícolas y forestales, así como el uso masivo de pesticidas son las principales amenazas a las que se enfrentan.

La regulación en el mantenimiento de sus hábitats, sobre todo aquellos empleados por las aves en sus largas rutas migratorias, las medidas para que las actividades cinegéticas se lleven a cabo de una manera sostenible en todos los países europeos y el impulso al fortalecimiento y mejora en las acciones y esfuerzos de gestión por mantener la dinámica de conservación a través de la red Natura 2000, como representación de los mejores territorios naturales europeos y la mayor red mundial de áreas protegidas del mundo, es la mejor manera de preservar los hábitats más valiosos y las especies más amenazadas de nuestro continente.

No obstante, las medidas presentadas en la presente legislatura por el actual gobierno español para frenar las amenazas que afectan a la biodiversidad española no parecen reflejar los retos ambientales a los que se enfrenta la naturaleza europea.

Espacios de la Red Natura 2000 en España

Espacios de la Red Natura 2000 en España

Resultan débiles en un país como España, que, paradójicamente con su naturaleza aporta una notable proporción de la biodiversidad europea. Las medidas anunciadas el pasado 21 de diciembre ante la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados no reflejan realidades tan graves a las que nos enfrentamos en la conservación ambiental como es el cambio climático.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre seguiremos trabajando por fortalecer las medidas y compromisos por la protección de la naturaleza, y apoyaremos algunas de las medidas propuestas. Como el compromiso del gobierno español por la declaración de 53 reservas naturales fluviales y el desarrollo de una Estrategia de Protección y Gestión del conjunto de estos nuevos espacios naturales.